Dr. José Esquerra La Torre

UNIVERSIDAD, COLEGIOS PROFESIONALES Y CONTRALORÍA

Dr. José Esquerra La Torre
josesquerra@yahoo.com

El desprestigio de la sociedad indica un adelgazamiento preocupante de nuestra realidad.
Las universidades cumplen un rol importante en la sociedad, cumpliendo sus artículos ayudarían a trasformar la sociedad por lo siguiente:
Que las universidades peruanas sean comunidades de hombres libres, sin coacción ideológica de
ningún tipo, verdaderas escuelas de democracia, donde prevalezca el respeto por el otro y su
diferencia, el amor a la verdad y al conocimiento, en un marco de altos valores éticos y morales.
UPCH: «Plan Estratégico 1999-2004.

Una institución de cultura superior, comprometida con la sociedad y que colabore con la nación en la solución de los problemas que le competen. Comisión Nacional por la Segunda Reforma Universitaria. Presidente: Arq. Javier Sota Nadal, Secretario Técnico: Zenón Depaz Toledo.
LEY UNIVERSITARIA CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA
Artículo 124°.- Responsabilidad social universitaria:
La responsabilidad social universitaria es fundamento de la vida universitaria, Contribuye al desarrollo sostenible y al bienestar de la sociedad.
6.2. Formar profesionales de alta calidad de manera integral y con pleno sentido de responsabilidad social de acuerdo a las necesidades del país.

Los centros de estudios superiores de acuerdo a sus leyes tienen su responsabilidad social, está muy bien que los docentes impartan sus conocimientos en sus diferentes especialidades, pero también tienen el deber de iniciar a los jóvenes en el cultivo de la libertad de conciencia y el respeto por la verdad, en contribuir en fortalecer y cuidar su sociedad., deberían a enseñarles a tener un pensamiento crítico. Me cuesta creer que puedan existir tantas universidades en una comunidad libre, sin pensamientos críticos, no poseen instrumentos ni análisis críticos de la realidad, por tanto, son incapaces de sostener una democracia libre de corrupción, de mentiras, de injusticias.

Sin crítica no hay libertad estudiantil
Hay algo peor que la corrupción, la injusticia, la mentira y es la ignorancia autosatisfecha, es la indiferencia ante las agendas que hieren a la sociedad y titulares de periódicos que irritan al ciudadano, cuando se ponen trabas o complicidad institucionales para que no se devele la verdad.

Poca confianza puede generar las instituciones tutelares de control, después de observar la deslealtad de cuantos habiendo sido elegidos para defender el bien común solo piensan en gobernar para sí mismos y quienes los rodean. La consecuencia es una colosal pérdida de recursos públicos para el enriquecimiento ilícito de unos pocos.

¿Cuáles son los estímulos que los alumnos de las universidades y los institutos superiores reciben a través de sus docentes, las enseñanzas para inclinarse hacia el rigor en el esfuerzo de entender, comprender y transformar su sociedad, hacia la reflexión, para buscar una sociedad más justa, libre de corrupción e inseguridad? Poco, muy poco, porque las universidades o institutos tienen otras prioridades para sus alumnos, olvidando la formación del futuro ciudadano y su contribución con la sociedad. Las universidades y los institutos han contribuido a la mejora de la educación pero esta no ha servido para la consolidación de una ciudadanía con pensamiento crítico, sin este, todo el edificio democrático es una casa vacía.

Nuestros niños se están acostumbrando a observar mucha corrupción, injusticias, mentiras, pésimos ejemplos para nuestras generaciones, más aun nuestros jóvenes observan un bochornoso catálogo de los delitos dentro de las instituciones, contratos regionales y municipales amañados a cambio de millonarias comisiones ilegales que favorecen a determinados amigos de los gobernantes, pago de servicios particulares con dinero público, financiación de partidos por personas fantasmas, empresas agraciadas con diversas concesiones administrativas acciones que permiten esconder las peores prácticas políticas.
Es lesivo para la sociedad que los jóvenes estudiantes comprueben que las responsabilidades supuestamente ejemplares de nuestro País han recaído en personas reprobables, aún es más destructiva la pasividad y la colección del silencio de los órganos de control, es por eso que nos acostumbramos al continuismo y no a la oportunidad de cambiar, los actos de corrupción nos salpica a todos y los cambios de actitud nos redime a todos.

Al presidente de los Decanos de los colegios profesionales
Los colegio profesionales no deberían convertirse en trincheras, en las que se defienden los intereses de los particulares profesionales y gremiales, tampoco deben ser solamente los receptores de las cuotas y con ello brindar capacitación a los asociados, sino deberían ser mas relevantes y protagónicos, si estuvieran mas pendientes de la sociedad se deberían convertirse en el punto central donde se analizan los derechos de los ciudadanos del País y el fortalecimiento de la sociedad.

Cada profesión tiene un derecho que la protege, y detrás de cada derecho hay un profesional, la esperanza de la sociedad esta en sus profesionales, altamente capacitados y sensibles ante la sociedad y sus acciones se ven reflejada, en el progreso, la justicia, la equidad de los menos favorecidos, convirtiéndose en la caja de resonancia de la sociedad, Uds. deberían apoyar en fortalecer la sociedad, como lo hacen los colegios profesionales en Europa. Quisiera aportar algunas ideas si me permiten.
Órganos de control.- si existe tanta corrupción es porque los órganos de control que son sumamente importantes no funcionan, estos deberían ser elegidos en forma abierta por la ciudadanía y así evitar la impunidad de los corruptos.
Ojala que aparezca un político que esté libre de manchas de la corrupción y se ponga al frente de la sociedad y genere el cambio que deseamos con acciones eficientes y ejemplarizadoras, logrando un crecimiento sostenible que vaya verdaderamente encaminado hacia un futuro mejor a corto, medio y largo plazo de todos los peruanos, un gobierno que esté a la altura de los desafíos que tenemos” la mejor manera de predecir el futuro es crearlo ¨Peter Drucker¨.

Tenemos esperanza. No todo es corrupción, tenemos personas que debemos resaltar por su forma decidida de que nuestra sociedad conozca las acciones que realizan los personajes que han recaído la responsabilidad de cautelar los bienes públicos, es sobresaliente el trabajo que realiza Cecilia Valenzuela en Mira quien Habla, es todo un ejemplo, Roxana cueva en Panorama, Agustín Figueroa analista político, Cesar Hildebrant, Dra Vilcatoma, Dra Príncipe ,Marisol Pérez Tello, Congresista que deben ser todos ellos ejemplo de esta generación y felicitamos a nuestra querida Directora Moraima Rojas por contribuir en mejorar la sociedad día a día, con Perú al Día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *