Cultural

UN PEQUEÑO ADOLESCENTE CON SUEÑOS GIGANTES

Por: Lorena Rojas Ruiz

Soñar es fácil pero lo difícil es seguir tus sueños con perseverancia y decisión. Piero Rojas García tiene 17 años, vive en Comas y acaba de ingresar a la Universidad Nacional de Ingeniería a la Facultad de Ingeniería Electrónica en su primer intento. ¿Qué hace un adolescente como Piero para tener una preparación disciplinada a su corta edad? Pues, creer en sí mismo en un país donde no existen muchas oportunidades. El adolescente tuvo una preparación constante en la academia Cesar Vallejo, pero esto no es suficiente cuando la competencia por un cupo en una Universidad Nacional es más complicada que la avenida Javier Prado no este congestionada por la tarde un día de semana. Sin embargo esto para Piero no fue un motivo de desánimo sino al contrario tuvo el valor y coraje que pocos lo tienen para intentar un ingreso casi perfecto a esta universidad.

Piero, no solo ingreso al primer intento a la UNI, sino quedó entre los diez primeros puestos de su carrera, cuando me acerqué a él y le dije como lo hiciste? Me respondió “Yo quería eso y lo tenía que conseguir como sea”, entonces comprendí que para soñar no hay una edad específica y sobre todo cuando la educación está siendo golpeada en todas sus dimensiones.

El adolescente es sinónimo de sacrificio, perseverancia, ganas, actitud y coraje, a pesar de su edad es un ejemplo para muchos que tienen metas y sueños que no se atreven a perseguir. Piero es el orgullo de su familia y quiere terminar la carrera para seguir estudiando en el extranjero y nosotros creemos en él porque está demostrado que quién la sigue la consigue.