Actualidad

TAN DIFÍCIL ES CAMINAR DERECHO EN ESTOS TIEMPOS

¿Hasta qué punto podemos cegarnos por la pasión del futbol? Todos estamos contentos que Perú vaya al Mundial, sin embargo tenemos temas políticos que están remeciendo el país y pasan desapercibidos. La emoción de ir a Rusia nos invade hasta los ojos. Es hora de ponernos a evaluar lo que está ocurriendo con nuestros políticos o aquellos que buscan un lugar en Palacio de Gobierno.

Hace unos días, Marcelo Odebrecht declaró que la lideresa de Fuerza Popular Keiko Fujimori, estaba implicada en el caso de corrupción más grande de los últimos tiempos y su campaña era financiada por dinero de Odebrecht. Aunque ella rechazó dichas declaraciones, los fiscales tomaron en cuenta lo dicho.

Odebrecht también reveló que las iniciales “AG”, escritas en la agenda de su celular, se refieren a Alan García, quien también estaría implicado en dicho sistema de corrupción.

Además, el empresario brasileño reveló que las empresas consorciadas con Odebrecht en el Perú sabían lo que estaban haciendo y que la única con la que tenía un contacto especial era con Graña y Montero.

¿Es tan difícil caminar derecho en estos tiempos? Hemos visto los últimos años pasar por la alfombra oscura a cada uno de nuestros mandatarios que la población ha perdido la credibilidad de sus jefes de Estado.

Pero ahora la preocupación de llegar a un mundial es mayor que los problemas tan graves que  la clase política que nos gobierna ya debieria  estar manejando,  y no ha encontrado mejor pretexto para desatender los robos que le están haciendo a los peruanos, que ponerse la camiseta de nuestro deporte favorito el futbol.

Y por si fuera poco nuestro actual Presidente también corre riesgo de estar involucrado en este caso de corrupción según el testimonio de Marcelo Odebrecht. Las investigaciones no pueden parar, y por su bien y el de todos los peruanos, tiene que aclarar  esta situación.

Marcelo Odebrecht,  dijo que años atrás  había contratado a PPK como consultor. La revelación provocó un silencio súbito en la sala, mientras los abogados de Keiko Fujimori ocultaban con dificultad la sonrisa”, dice el informe de IDL Reporteros.

Por Lorena Rojas Ruiz.