Actualidad

SUSANA VILLARÁN EN EL OJO DE LA TORMENTA

Por Evelyn Fernández R.

La campaña de revocatoria El 17 de marzo del 2013 se llevó a cabo la revocatoria de Susana Villarán quién después de  los resultados se mantuvo en el cargo.  Asimismo 22 regidores dejaron sus cargos por la decisión popular.

Aportes de Odebrecht y OAS Vladimir Garreta, publicista brasileño informó ante fiscales peruanos, que las constructoras Odebrecht y OAS le pagaron US$3 millones por las asesorías brindadas a la campaña del No en el proceso de revocatoria. Odebrecht le pagó US$ 2 millones y OAS le ofreció US$ 1 millón.

El dueño de la consultora FX Comunicaciones, fue el publicista Luis Favre quién le dijo que asesore la campaña por el No. Luego, mencionó que tuvo “entre dos o tres reuniones” con Susana Villarán, siendo la primera en enero del 2013, dos meses antes de la fecha de sufragio.

La declaración de Jorge Barata afirmó que Odebrecht pagó los US$3 millones sin otra intervención. Y Susana Villarán sí estaba al tanto del apoyo económico. Además ellos apoyaron la campaña por el No porque la constructora temía que la salida de la entonces alcaldesa perjudique a la concesionaria Rutas de Lima, encargada del proyecto Vías Nuevas de Lima.

La ex alcaldesa negó haber recibido coimas de empresas brasileñas o aporte económico alguno de ellas, ni para el proceso electoral por la revocatoria del 2013, ni para los ingresos para esa campaña, ante la Comisión Lava Jato.

El impedimento de salida del país a pedido de la fiscalía y dictada por el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria,  dice que no saldrán del país por 8 meses, esto es contra del ex gerente municipal José Miguel Castro y Susana Villarán .