Ecología

RELAVE MINERO AMENAZA CAER SOBRE RÍO RÍMAC DEBIDO A LOS SISMOS

Por: José Collantes

Los continuos movimientos sísmicos en el centro del país han causado gran alarma ante la posibilidad que el relave minero ubicado en el cerro Tamboraque (Huarochirí),  se derrame sobre el río Rímac lo que originaría un desastre ambiental y pondría en grave riesgo la salud de millones de personas.

El alcalde de Huarochirí, Hugo Gonzales, denunció esta preocupante situación debido a que los relaves mineros se encuentra en una zona qué debido a su cercanía al río hablador, podrían caer con facilidad hacia sus aguas si continúan los sismos como los ocurridos en los últimos días en Matucana, y contaminar seriamente la principal fuente de agua potable de Lima Metropolitana.

“Son los residuos contaminantes y con mucha preocupación porque si viene un sismo de gran magnitud, esto cae al río Rímac y esta agua la coge SEDAPAL, por eso es preocupante que esta empresa Qoricancha no puede trasladar este relave a otro lugar”, manifestó exhaltado el alcalde de Huarochirí.

Representantes de la OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental) comunicaron que han realizado trabajos de supervisión junto con la empresa Great Panther Coricancha S.A., corroborando que no se han producido derrames sobre el río, en esta tarea fiscalizadora también participó OSINERGMIN (Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería). Asimismo, OEFA, en febrero pasado, dictaminó medidas preventivas que debe ejecutar la empresa, entre ellas el traslado de casi 7,000 metros cúbicos, como parte de un Plan de Cierre de Minas, y la empresa ha venido cumpliendo. “La autoridad de fiscalización ambiental continuará informando los resultados de la supervisión ambiental que se realiza en la zona de Tamboraque”, manifestaron los voceros del ente regulador.

Sin embargo como se sabe a lo largo del río Rímac, aun  existen varias mineras, una de ellas funcionando, sería bueno saber que hacen con el relave que resulta de la explotación minera, si las instituciones supervisoras de los daños ambientales, han dado cuenta de esta grave situación.

Los relaves mineros son residuos que resultan después de procesar los metales y separarlos de aquellos que tienen un valor comercial, son sumamente tóxicos para el consumo humano por que combinan agua y concentraciones de metales pesados como arsénico, plomo, cadmio, aluminio, entre otros.

El peligro de contaminación ambiental en esta zona del país ha sido advertido en innumerables ocasiones desde hace décadas atrás, para ser preciso desde el año 1934, la más reciente alerta ocurrió en el verano pasado, debido a las lluvias constantes en la Sierra Central debido al Fenómeno del Niño Costero, causaron alerta de huaycos que arrastren estos elementos tóxicos y provoquen un desastre ecológico.

Finalmente sobre el riesgo que tenemos que asumir los que consumimos agua de SEDAPAL, se cierne también la contaminación por efectos de la descomposición de la basura que botan al río Rímac los hospitales  ubicados en las cercanías  como gasas, jeringas, tubos y otros elementos usados; lo mismo hacen los negocios que se encargan de pelar pollos, son cientos de toneladas de plumas que sin ningún miramiento van al mismo lugar.