Nacional

PREVENCIÓN DEL PHISHING

Milagros Rosales G.

En septiembre del 2003 hablar del delito de Phishing era casi como hablar en arameo (lengua antigua hablada por Jesús), solo unos cuantos especialistas en la materia podrían conocer del tema. Un año después, se había convertido en la mayor amenaza emergente todos los tiempos, como cualquier virus que generaba daños a los archivos.

Actualmente el Phishing se ha extendido en todo el mercado laboral y comercial, pero donde ha tenido mayor acogida con respectos a los fraudes por internet, son los bancos y las instituciones financieras que tienen una gran cantidad de clientes ó usuarios que solicitan el servicio de préstamos personales, hipotecarios y tarjetas de crédito.

Se está produciendo con más frecuencia la modalidad del fraude (phishing) que busca mediante engaños relacionarlo con una página web que se parezca al de una entidad financiera y así obtener información confidencial. Como su número de tarjeta, su clave y entre otras para poder realizar operaciones irregulares. Entre las más frecuentes encontramos por el uso incorrecto de la tarjeta de débito o crédito (compras y ventas de un producto, trasferencias entre cuentas y clonaciones).

Para evitar el fraude, hay que tener en cuenta lo siguiente: Una institución financiera sólida nunca solicita datos personales como correo electrónico, ni utiliza links para ello, no habrá correos de dudosa procedencia, ni realiza el uso del chat. No hacer caso a sumas importantes de dinero.

Acceda siempre a la página web que le facilite la entidad bancaria.

Si ha sido engañado vía esta modalidad, debe reportar lo sucedido para que procedan con el bloqueo y así puedan generar una alarma para dicha página fraudulenta, de esta manera ayudará a prevenir los e-mail sospechosos y se logrará mejorar los métodos de prevención para la seguridad de todos los cliente y usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *