Nacional

POBLADORES EXIGEN MAYOR APOYO PARA ZONA AFECTADA POR LOS HUAICOS

Por: Johan Peter Ynga Palomino

La comuna de Rinconada en Chimbote fue la zona más devastada por el Niño Costero en la provincia del Santa. Dicho fenómeno destruyó 700 viviendas incluyendo redes de agua potable, alcantarillado, energía eléctrica y más de 1500 hectáreas de cultivo. Pese a la magnitud del fenómeno, el plan de reconstrucción no considera obras clave para devolver a los pobladores perjudicados la estabilidad que necesitan para vivir.

Debido a ello, el congresista Carlos Domínguez Herrera realizó un recorrido por los sitios más importantes del valle costeño para escuchar las demandas de los habitantes y de las comisiones de regantes quienes exigen al Estado la reconstrucción de las casas y lugares dedicados a la actividad agraria que sufrieron las consecuencias por el paso de los huaicos y lluvias torrenciales en la época que ocurrió el desastre.

Destacó que si bien en el plan de recuperación del centro poblado se están tomando en cuenta proyectos de saneamiento y reposición de redes de agua y desagüe, han dejado de lado el sector agrario y de viviendas para las seis mil familias que perdieron sus hogares, campos de cultivo y animales, las cuales incluso tienen que seguir durmiendo en carpas y ranchos.

Por último, el parlamentario aseguró que pedirá reunirse con el director de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARC), Pablo de la Flor, para conversar sobre los detalles en el plan de reconstrucción y la inclusión de nuevas obras que han sido relegadas en las zonas más devastadas por el fenómeno. También señaló que volverá a solicitar a la ARC, la designación de un gerente regional para que revise el avance de los trabajos programados.