Ciencia y tecnología

PERÚ PONDRÁ EN ÓRBITA SU PRIMER SATÉLITE DE ALTA GAMA

Por: Johan Peter Ynga Palomino

Nuestro país pondrá en funcionamiento el satélite de gama alta denominado Perú SAT-1 tras un largo minucioso proceso de adquisición y preparación. El lanzamiento se planificó para el día de hoy a las 8:43 de la noche. La puesta en órbita se realizará desde el Centro Espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. Luego de 3 horas y 18 minutos en llegar al espacio, será monitoreado por operadores peruanos desde el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelilates (CNOIS), ubicado en Pucusana.

El dispositivo peruano viajará fuera de la órbita terrestre como carga principal de un lanzador tipo Vega, propiedad de la empresa Arianespace. A su vez, en el mismo contenedor y como parte de una carga secundaria, se llevarán 4 satélites SkySats que utilizados por Google. Tras llegar al espacio, el cohete Vega avanzará 1 hora 44 minutos antes de liberar al satélite peruano, hecho que se realizará cuando alcance una altura de 680 kilómetros.

El lanzamiento con cohetes Vega se divide en cuatro etapas: en las tres primeras se emplea el combustible sólido de los módulos P80, Zefiro23 y Zefiro9, los cuales se desprenden de la nave principal luego de atravesar la superficie terrestre. Ya en la cuarta fase se lanza el satélite, el cual es impulsado por un combustible líquido. Una vez liberado, empieza a realizar sus operaciones como el despliegue de sus paneles solares, recarga de baterías, etc. Así lo explicó el jefe del proyecto Perú SAT – 1, Gustavo Henríquez Camacho.

El funcionario también señaló que una vez establecida la comunicación entre el satélite y la base en Pucusana se procedería a comprobar el funcionamiento óptimo de todos sus sistemas en un plazo  de 6 días. Después de ello, continuarán las demás evaluaciones correspondientes hasta fines de noviembre comprendido en una fase de rendimiento. Luego de este tiempo estará al servicio de toda la nación peruana.

Antes de la fecha de lanzamiento, se realizaron muchas pruebas y ensayos de protocolo, sin embargo, la prueba final está determinada por las condiciones meteorológicas. Es decir, si hay algún inconveniente con el clima siendo este desfavorable, se suspende la operación como también puede ser adelantada en caso que los vientos estratosféricos sean los más convenientes. Camacho, aseguró que en caso de algún accidente con el satélite este se encuentra asegurado para su reconstrucción y nueva fase de lanzamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *