Actualidad

PAPA FRANCISCO: UNA VISITA AUSTERA

El ministro de Trabajo Alfonso Grados, quien tiene la responsabilidad de coordinar la visita del Papa Francisco en su próxima llegada en enero del 2018, reconoce que le sorprendió que el viceministro del Interior Ricardo Valdés dijera hace unos días que la Costa Verde no reúne las condiciones de seguridad para la misa de cierre de su Santidad, precisamente cuando Grados acompañaba al mandatario en su visita al Vaticano.

“Sí, fue sorpresivo, no fue coordinado previamente y creo que generó demasiado ruido sobre un tema que tiene que manejarse con paños fríos. Tenemos que tomar la mejor decisión para la protección y seguridad de todas las personas involucradas, el Papa, su comitiva y la población. Es la actividad más grande en nivel de convocatoria, con la que cierra su viaje al Perú”, comentó Alfonso Grados.

Las autoridades del Vaticano han dejado claro y, puesto en manos de las autoridades peruanas, la seguridad como prioridad número uno, indicó el ministro.

En ese sentido, el informe técnico que presentaron las comunas de San Miguel y Magdalena -disminuyendo al aforo a un millón 60 mil fieles- se elevará a los ministerios de Interior y Defensa (Indeci) para que puedan emitir su opinión oficial y así evaluar y determinar si será necesario considerar sedes alternativas [como la Base Aérea de las Palmas].

El cardenal Juan Luis Cipriani expresó hace unos días su incomodidad por el apresuramiento del viceministro del Interior en descartar a la Costa Verde.

Grados comentó que confía en que Cipriani entenderá si finalmente la Costa Verde no es el lugar idóneo, precisamente por razones de seguridad.

“Estoy seguro que sí [habrá comprensión del cardenal]. He pedido una reunión con la cabeza de la Conferencia Episcopal para informarles de mi viaje al Vaticano y para comentarles esta situación de la Costa Verde”, añadió el ministro.

Con respecto al presupuesto, Grados aseguró que próximamente publicará el monto del presupuesto que invertirá el Estado en la visita del Papa Francisco. Adelantó que será un presupuesto “bastante austero”.

“Los cálculos del presupuesto en servicios logísticos, operativos, seguridad, como en pequeñas inversiones públicas para mejorar algunas rutas, los daremos a conocer muy pronto, estamos cerrando presupuesto. Pero les adelanto que no habrá ningún lujo ni exceso, se van a hacer las cosas estrictamente necesarias”, mencionó.

Grados comentó que muchas de las obras y servicios que se brindarán serán donados por sectores como la Iglesia, “que ya está reclutando voluntarios y está haciendo una colecta”.

Cecilia Otálora C.