Ciencia y tecnología

¿NUESTRA FANTASÍA, PUEDE SER NUESTRA REALIDAD?

Jean Claude Esquerra Ferruzo
Podemos tunear nuestro cerebro

El ser humano busca la perfección, esta generación la acerca más a la realidad a través de la tecnología, producto de nuestra reflexión, de nuestras fantasías, estas las podemos hacer reales porque así lo deseamos, podemos estimular nuestro cerebro a realizar acciones, que antes no podíamos, y no podíamos porque nos decían desde niños que era imposible hacerlo, y estos conceptos estaban instalados en nuestros cerebros y por lo tanto lo paralizábamos en su accionar, más aun los parámetros dictados por las generaciones anteriores de etiquetar las cosas en parte han sido las limitaciones que posiblemente han tenido las generaciones pasadas.

Por ejemplo. En la oscuridad no se puede ver nada., En el silencio no se escucha nada, En el frio hay que sobre protegerse, estas frases son limitantes para nuestro cerebro, porque simplemente no intentamos realizar lo contrario porque ya se etiquetó y se instaló en nuestro cerebro el accionar de la oscuridad, del frio, del silencio, etc.  etc. todo esto está cambiando, esta generación comienza a quitar estas etiquetas sociales.

Voy a comentarles una conferencia realizada en Caixa forum, dentro del Ciclo “Diálogos por la Ciencia”, organizados por la Obra Social la Caixa, en esta conferencia participó la sociedad Española de Neuro ciencias la Dra Mara Dierssen, del Centro de Regulación Genómica de Barcelona y presidenta de la Sociedad Española de Neurociencia, sé realizó el 06/05/2014.

¿Es posible tunear el cerebro? Ese fue el título de la conferencia en Caixa fórum, dentro del Ciclo “Diálogos por la Ciencia”, organizados por la Obra Social la Caixa. Y la respuesta a tan interesante cuestión la dio Mara Dierssen, presidenta de la Sociedad Española de Neurociencia.

Dierssen explicó que percibimos una parte muy pequeña de la realidad, aquella que puede ser decodificada por nuestros sentidos. “Ahora mismo en esta sala hay multitud de ondas de radio, televisión, wifis… que no podemos ver”, explicaba a los espectadores. Tampoco podemos ver la luz ultravioleta o la infrarroja…

Sin embargo, ya se han hecho experimentos que indican que es posible ampliar las fronteras sensoriales, en definitiva “tunear” el cerebro. Nuestro cerebro es tan plástico que puede aprender a interpretar las señales de la luz infrarroja o, por qué no, del campo magnético, como hacen las aves. O los sonidos a modo de sonar.

El Neurocientífico Miguel Nicolelis, de la Universidad de Duke, un experto en interfaz cerebro-ordenador, cree que en un futuro muy cercano nuestro cerebro se liberará de las restricciones físicas que le impone el cuerpo,  y podremos hacer cosas que hace apenas una década sólo eran imaginables en el celuloide… La clave está en las ondas cerebrales que generan las neuronas cuando trabajan… Y en saber interpretarlas

Sustituir sentidos dañados, caminar «con la mente», ver en la oscuridad, transmitir palabras e imágenes con el pensamiento escuchar el mínimo ruido, soportar el frio extremo Lo podremos hacer en un futuro cercano.

La realidad la percibe cada cerebro de acuerdo a su capacidad ,experiencia, emociones, alimentación, esfuerzo, persistencia, esto nos brinda la oportunidad de percibir nuestra realidad sin limitaciones sin etiquetas, con un cerebro libre de ataduras. Dejando claro que hay innumerables sustancias químicas toxicas para nuestros cerebros que no, sólo son limitantes para tunear nuestro cerebro, contribuyen a su destrucción y estas son las drogas.

Hay cerebros Sinestesicos que perciben la realidad en forma muy diferente que los demás y esto los hace que se esfuercen más para modificar su realidad y ser entendidos.

Podemos tunear nuestro cerebro en forma divertida, a través del conocimiento, de nuestra realidad virtual, evitemos la tentación de las drogas, el alcohol, el cigarro, hagamos más deporte y soñemos en cabalgar nuestro cerebro.

Un cerebro sin ataduras, sin etiquetas
La gran plasticidad de nuestro cerebro hace posible ampliar las fronteras sensoriales