Salud

NO HAY INSTITUCIÓN QUE EVALÚE LA CALIDAD DE AIRE

Durante años, autores y poetas han dedicado su pluma a la ciudad de Lima, como dice la letra de una famosa canción en la voz de “Lucha Reyes. Romántica y altiva alegre y soñadora eres por ser hermosa la novia del Perú”.

Pero toda novia debe estar limpia y pura, sin embargo, el monitoreo del aire de la ciudad limeña, lo realizan SENAMHI y DIGESA, siendo los municipios a los que les corresponde dicha acción, pero al no realizarse constantemente, no se cuenta con información exacta sobre la contaminación.

En las áreas urbanas los principales contaminantes son las denominadas “partículas contaminantes” (PM), que pueden ser cemento, hollín, metálicas, mientras que el dióxido de nitrógeno (NO2), es un gas generado principalmente por la combustión de vehículos motorizados (carros, buses, mototaxis, motos, entre otros).

Estas partículas al ser muy pequeñas ingresan fácilmente por las vías respiratorias, lo cual generan daños en el sistema respiratorio y digestivo. Según el Ministerio de Salud los males respiratorios son los más comunes.

Se debe tener en cuenta que Lima es la segunda ciudad más contaminada de Latinoamérica según un reporte realizado en el 2018 por el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés)

El arduo trabajo de mantener limpia nuestra ciudad necesita del compromiso eficiente entre autoridades y ciudadanos. Depende de todos si nos quedamos con “Lima la Horrible”, o cambiarla por el son musical criollo, “bañada por las aguas de un mar que te acaricia, coqueta y soñadora así eres Lima, tú”.

Karim Del Rosario