Locales

MOTOTAXISTAS DAÑOS Y PERJUICIOS

Por: José Gutierrez

Son las dos de la tarde y en los alrededores del mercado mayorista de Lima, es caótico el tránsito. Decenas de mototaxis en la entrada, van y vienen llevando señoras y niños, además de numerosa mercadería.

El desorden motorizado toma las calles una vez más en nuestra ciudad, pero no solo ocurre aquí en esta zona de Santa Anita con estos vehículos menores; la escena se repite en otros lugares de Lima por una razón: unas 212 mil mototaxis circulan en la capital. ¿Orden? ¿Regulación? ¿Respeto? Todo va a la deriva.

El mototaxi nos facilita el traslado, pero causa desorden en la zona, hay demasiados vehículos y la inseguridad es un dolor de cabeza para todos comenta Emilia Requena, trabajadora de mercado menorista de Santa Anita quien hace las compras por la madrugada.

Gilmer Larico Estrada, presidente de la Confederación Nacional de Mototaxis, reconoce que el servicio es caótico. Opina que ello se debe al desorden “que genera la sobrepoblación de vehículos, a la informalidad e irresponsabilidad de distritos que en su mayoría dan permisos de circulación sin elaborar un estudio técnico que permita saber cuántas mototaxis necesitan los vecinos de su comuna.

El 52% SON INFORMALES, el problema de las mototaxis nace de la informalidad. En la actualidad los formales son 48% (unas 102.050 unidades) y el resto, 52%, son informales. Es la informalidad la que tiene tomado este negocio; de ellos nacen los asaltos, violaciones, y accidentes.

Ahora solo algunos distritos son los que en la actualidad recién están elaborando un estudio técnico sobre este problema que los aqueja y ellos son Ate, Puente Piedra, San Juan de Miraflores Surco y Los Olivos