Salud

MITOS SOBRE LA HALITOSIS

thumbnail_joseJosé Ezquerra Ferruzo

A pesar de que no se trata de una patología grave lo cierto es que la halitosis o mal aliento bucal es una de las situaciones más temidas por las personas y sobre todo por la juventud que se alimenta en diferentes horas del día por razones laborales y fuera de sus hogares, lo cierto es que no es de extrañar si tenemos en cuenta los numerosos problemas que ocasiona esta patología sobre todo en reuniones. A continuación trataremos una serie de mitos sobre la halitosis con el objetivo de manejar más información acerca de este trastorno tan molesto.

Mal aliento

Vamos a empezar con un mito muy frecuente como es aquel que dice que se trata de una situación poco común y la realidad es muy diferente si consideramos que se estima que el 30% de la población padece, o en su defecto ha padecido, halitosis. Queda claro que se trata de un trastorno muy común y que afecta a millones de personas en cualquier parte del mundo.

¿De dónde proviene el mal aliento?

Son muchos los que piensan que la halitosis proviene de problemas intestinales, pero una vez más, hay que destacar que la realidad es muy distinta: El 90% de los casos de halitosis se originan en la boca. La principal razón por la cual nuestra boca desprende mal olor se debe a la localización de compuestos volátiles (restos de comida) en la superficie de la lengua así como también en otras zonas de la boca como el surco gingival.

Actualmente la juventud se está, realizando el tratamiento de ortodoncia y esto genera retenciones de residuos de alimentos que no los eliminan a través del aseo bucal, también el consumo de tabaco, entre otros factores.

A la hora de encontrar una solución eficaz a este problema, hay que destacar que no solamente encontramos diferentes soluciones que nos serán de gran ayuda, puesto que también debemos saber que el odontólogo es el especialista que se encarga de esta situación, siendo el profesional de referencia que tiene la función de diagnosticar y tratar el mal aliento. Además, ofrecerá una serie de consejos a los pacientes con el objetivo de que eviten la aparición de esta patología.

En cuanto a la solución o tratamiento debemos saber que son muchas las alternativas que tenemos a nuestra disposición. En un primer momento es necesario un diagnóstico para conocer la causa que hace posible el mal aliento y, a partir de ahí, el especialista dictaminará un tratamiento personalizado dependiendo de las necesidades que presente el paciente. En la mayoría de los casos bastará con mejorar los hábitos relacionados con la higiene dental para mejorar esta situación, siendo indispensable la limpieza de la lengua acción que un gran porcentaje de la población ignora, que es muy necesaria y más

aún si algunas personas presentas diferentes características de lengua. En cuanto a la higiene oral debemos saber que no solamente es necesario el cepillado dental después de cada comida, especialmente antes de ir a dormir o al consumir productos azucarados, dado que también es indispensable utilizar el hilo dental, elemento tan olvidado como útil y eficiente a la hora de eliminar los restos de alimentos que se quedan alojados en los espacios interdentales. Cambiar los hábitos alimenticios (dieta) suele ser otra de las soluciones que tenemos para acabar con la halitosis.

Nuestra población latinoamericana actualmente tiene en su dieta grandes cantidades de comida grasosa, full pastas o harinas y mantienen la costumbre de saborear un postrecito que es full azúcar, con esta combinación y la deficiencia en higiene bucal, Ud. no necesitara recibir la llamada de un amigo por celular para avisarnos que está llegando a nuestro domicilio, simplemente uno se dará cuenta que ya se está acercando por su aliento.

¿Cuándo se puede considerar que la halitosis puede tener procedencia intestinal?

Una persona celíaca es aquella que tiene intolerancia al gluten, siendo una afección que afecta principalmente sobre el sistema digestivo y que causa problemas en la digestión. Seguramente lo que mucha gente no sepa es que este trastorno también afecta a nuestra boca, esté artículo será mi siguiente presentación.

Un concejo de su amigo para que Ud. cuide su salud bucal y evitar el mal aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *