Actualidad

MINISTERIO DE JUSTICIA PREPARA TRASLADO DE MARANGUITA

Por: Johan Peter Ynga P.

El Poder Judicial cederá la administración del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima conocido como “Maranguita” al Poder Ejecutivo luego del motín ocurrido el martes en dicho recinto. A partir del siguiente año, será el ministerio de justicia quien decida el destino del lugar, tomando como primera medida el traslado permanente a un sitio más alejado de la ciudad evitando así que se produzca otra situación de violencia. El presidente del P.J. Duberlí Rodríguez lamentó el motín que dejó 10 heridos en el albergue.

Manifestó que es desagradable que los centros penitenciarios y de rehabilitación existan dentro de la ciudad. Ya que estos lugares generan que las visitas adopten una conducta equivocada y pongan en tensión a los vecinos de San Miguel. Ya existe una ley para que dicho albergue sea trasladado, pero aún el Ministerio de Justicia está adoptando las medidas para poder reubicarlo lo más seguro y lejos posible. Sin embargo, desde mayo de este año ya se había anunciado el traslado de “Maranguita” en una sesión del Consejo Nacional de Política Criminal (Conapoc).

Rodríguez señaló que desde ayer ya se estaba buscando compradores de un nuevo terreno para este reclusorio. Agregó que este terreno podría costar hasta 50 millones de dólares y que con ese dinero podría mejor construirse otro local, dentro de los Bienes Nacionales puede verse un nuevo terreno o comprarlo en el último de los casos. Tras visitar el centro de rehabilitación, descartó las acusaciones de los internos, quienes señalaron que el motín se produjo porque allí se maltrataban a las visitas y se tocaban de forma indebida a las mujeres.

Por ello, Rodríguez argumentó que tal hecho se produjo debido a que los internos querían organizar una fiesta para el 23 de setiembre por el día de la juventud solicitando la presencia de una orquesta y permiso para traer licor, sin embargo, la nueva administración les negó tal pedido y ello desencadenó el descontento entre los integrantes, quienes defendieron que en anteriores ocasiones si se les había permitido celebrar de esa manera, siendo la razón principal por la que empezaron a amotinarse.

Por otro lado, Eduardo Bless, alcalde de San Miguel, manifestó que el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima constituye un peligro para los vecinos de su distrito. Dicho recinto es una bomba de tiempo, ya que ha sobrepasado la capacidad con la que cuenta en la actualidad, ya que el lugar fue construido en 1945 para albergar a un total de 350 personas y ahora llega a 900, siendo el hacinamiento muy peligroso. Señaló que hasta los educadores están en riesgo debido a que podría producirse otro motín en cualquier momento. SE SABE QUE HAY INTERNOS DE HASTA 25 AÑOS DE EDAD.