Dr. José Esquerra La Torre

“LA UNIVERSIDAD ESTÁ EN DEUDA CON LA SOCIEDAD”

Dr. José Esquerra La Torre

“La Universidad tiene muchos deberes por delante como para que los ciudadanos estemos observando como las autoridades (Rectores) de algunas de ellas dan la espalda al marco legal ante el ente rector actual que es el ministerio de Educación solo por intereses personales dejando de lado los intereses del País.

Se discute si la nueva ley universitaria peruana es oportuna o no, se la está juzgando de una manera precipitada porque todavía no hemos visto el resultado del gran cambio que propone el Estado, porque actualmente los rectores aceptan errores que han cometido como se llevaba el sistema educativo y sugieren hacer ciertos cambios que creo que “No es conveniente hacer pequeñas reformas que sean parches”. La sociedad ha percibido como venía funcionando el sistema educativo superior que siendo su fin supremo la enseñanza del conocimiento con calidad y las investigaciones de los mismos , se convirtieron en grandes centros de negocios rentables, con aprovechamiento político, en estas últimas 2 décadas, hemos visto como han proliferado las universidades en el País y como formaban a los estudiantes académicamente, muchas de estas universidades no tenían ni aulas ni laboratorios apropiados y los controles por parte de la ANR eran un gran safari en un viaje a la Antártida a cazar mariposas, así con todas estas actitudes el Estado peruano tenía que aceptar estos egresados como profesionales con una formación que dejaba mucho que desear , nuestro país no merecía ni merece esto, salvo honrosa excepciones hicieron algo diferente, estas misma autoridades ineficientes aceleraron la nueva Ley Universitaria.

Sobre la falta de universidades peruanas que estén entre las 500 primeras del mundo, de acuerdo con los rankings internacionales, creo que es necesario aplicar grandes cambios en el sistema educativo. “Hace falta dinero estatal, apoyo decidido, un cambio de rectores lideres con nueva visión de estrategias actualizadas, se tiene que potenciar el sistema de ciencia, tecnología e investigación para tener universidades con atracción de talento y financiación tanto privada como pública.
La universidad debe ser “una de las columnas básicas sobre las que se sustente el progreso del País, la universidad debe promover la excelencia personal, la capacidad de renovación e investigación y la selección de los mejores para que se pongan al frente del País. Hay que retener al “mejor talento” y “convencer a los que se han ido para que vuelvan y así ayudar a construir País.
El País no solo se construye desde el conocimiento, el respeto y la defensa de nuestros valores constitucionales, sino también desde la afirmación de principios éticos y morales que inspiren nuestras conductas desde nuestros hogares, con nuestra capacitación continua a través de los diálogos, libros, artículos que les brindamos a nuestros hijos, y con un marco de valores cívicos compartidos entre todos que guíen nuestra democracia y fortalezca nuestra conducta como PATRIOTAS, no hablo de un nacionalismo porque es una palabra que la han devaluado en estos últimos años.

Esta nueva ley universitaria debe ser muy vigilante quienes asumen los cargos de máxima autoridad universitaria (Rector) porque debe haber un compromiso de velar «por la institución académica, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente, como corresponde a su función académica y a su responsabilidad social».
La ciudadanía exige con toda razón que las personas que presidan las instituciones públicas y privadas que se circunscriben en el entorno del desarrollo del País que los principios morales y éticos inspiren y la ejemplaridad presida en sus vidas cotidianas.

“No deben existir tratos de favor por ocupar una responsabilidad pública por el bien del País.
La universidad debe emplear y encaminar su conocimiento científico que como hemos visto en la actualidad, las mejores universidades del mundo son capaces de transformar el mundo hacia un desarrollo armonioso, equilibrado y sostenible más basado en la solidaridad que en la competición. Citaré a un hombre visionario como Peter Drucker, «la mejor manera de predecir el futuro es crearlo».

En nuestra sociedad con las nuevas generaciones se comienza a observar un nuevo tiempo en proceso de aprendizaje del conocimiento, en lo político, económico, y social. Es hora de encarar el presente con decisión y con ganas de enmendar errores solo así podremos escribir el futuro que ansiamos, la universidad es una de las columnas principales del progreso de la sociedad, y su gran compromiso con el País es contribuir en el despegue hacia el primer mundo, por el bien del prestigio de las universidades es necesario que las autoridades elegidas deben ser las indicadas, con visión de País y experiencia de gestión dentro de la sociedad, las cátedras académicas se deben otorgar por conocimiento, creatividad e innovación para enseñar y se debe suprimir las cátedras por vinculación familiar, amistad y compromiso político y así se podrá ejercer el “ejercicio de la razón en libertad”.

Es decir libertad para pensar, investigar, estudiar, soñar, ilusionarse, idealizar, esta libertad inteligente y responsable, libertad donde impere la razón el razonamiento, con respeto orden y disciplina. El estado tiene que asumir su rol a través de sus órganos de supervisión de cautelar que las universidades cumplan con la ley y su compromiso con la sociedad y las nuevas generaciones de brindarles su proceso de enseñanza de calidad. He escuchado a un solo candidato hablar sobre hacer una reforma universitaria de envergadura sin tintes políticos ni empresariales, es el Candidato Rómulo Mucho Mamani, de Perú en acción sobre los demás candidatos defienden el sistema anterior porque sus razones son claras primero están las conveniencias económicas y políticas, pero mucho cuidado esta generación de estudiantes está cambiando.

Me pregunto por qué los profesionales que nos hemos formado en las aulas universitarias hace 2 a 3 décadas hoy estamos inmersos en la oleada del conceptualismo de la indiferencia cuando el pensamiento crítico y los análisis del razonamiento critico que lo hemos estudiado, rechazan la indiferencia y señalan la necesidad de analizar las acciones universitarias y avances académicos dentro del país, a partir de sus contextos más aun cuando muchos de nuestros hijos o nietos están inmersos en estas universidades. La indiferencia es unos medios que nos impide profundizar en el sentido de los acontecimientos de nuestra realidad.

Les comento que el lunes 9 de junio del 2015 nos juntamos 8 profesionales amigos, en mi oficina para formar el colectivo de profesionales con más de 2 décadas de egresados de las universidades para contribuir con nuestros aportes y críticas en mejorar las universidades en relación con la sociedad sobre todo alertando a los órganos de control (Ministerio de Educación) para que no descuiden la calidad de enseñanza a los estudiantes. Nuestro afán de agruparnos es despertar esta indiferencia y enriquecernos con nuestros diálogos y hacer nuestros aportes Es esta convergencia profesional la que nos convoca para conocernos y compartir comunidad, redes y conocimiento, Se ha acordado mantener abierto el libro de adherentes para los primeros profesionales del País que acrediten más de 2 décadas de egresados de las universidades peruanas y accionen al interior del País. Inscripciones al correo Josesquerra@yahoo.com

Nuestra idea es plantear los parámetros de calidad que se acuerdan en los espacios internacionales. La calidad, cabe aclararlo, no responde a criterios estables. Continuamente se modifican. En tal sentido, como parámetro incuestionable, la calidad estática no existe.

La globalización ha borrado fronteras y diluido los encierros nacionales, la calidad de enseñanza para nuestros estudiantes debe estar en el orden global.

La defensa cerrada que se haga para que se brinde calidad de enseñanza a través de las universidades e institutos superiores será un aporte contra la indiferencia de los profesionales y una oportunidad real de crecimiento y desarrollo para las nuevas generaciones como una acción ejemplarizadora.
Parafraseando a mi gran amigo Heráclito «Nada es permanente salvo el cambio». Lo invitamos a participar.

josesquerra@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *