Ciencia y tecnología

¿LA FOTOGRAFÍA DESPIERTA LA MEMORÍA?

Por Jose Ezquerra Ferruzo

Nada como la fotografía para reavivar la memoria y el recuerdo: basta con mirar atentamente una fotografía del pasado para que inmediatamente aparezca una parte de la historia que todos llevamos dentro.

Reavivando la memoria los fotógrafos del antaño me contaban que tenían una impaciencia que los embargaba al contemplar cómo de un papel en blanco e impoluto iba surgiendo en la cubeta del revelador la imagen de la fotografía que hicieron en el pasado y para ellos ¡Era un milagro!

Que importante es la facultad de la memoria que retiene y recuerda el pasado por medio de la relación de los recuerdos y los datos personales de la vida de quién la cuenta, la escribe, lo dibuja o fotografía. Recuerdo en su artículo el cineasta Carlos Saura mencionaba que algunos acontecimientos particulares, e históricos se han tenido que redactar la historia, muchas veces dibujarlas, o se fotografían para ilustrar una historia y hacerla más real.

Un trabajo documental histórico, puede manifestarse en un álbum fotográfico sobre los pueblos y gentes de un País.

Que importante es recuperar la memoria para saber bien los componentes de nuestra sociedad antigua retrocediendo en el tiempo unos 100 años o más observando las ciudades y el campo reviviendo costumbres y hábitos de nuestros hermanos.

Que importante es conocer la memoria para que no se tergiverse en detrimento o a favor, tanto de unos o de otros, manipulando o haciendo demagogia de la historia de nuestro país La fotografía tiene una gran influencia con el pasado y la historia de un País y tiene un compromiso de ilustrar a las nuevas generaciones sobre la evolución de sus sociedades, el valor de la fotografía como testimonio tiene un grandísimo valor documental e histórico.

Unas fotografías que el paso del tiempo les da un valor añadido por su historia y la forma de contarla, son testimonios y documentos de una realidad concreta que ha pasado en nuestro país y que de vez en cuando deberíamos echar la mirada atrás y valorar más lo que tenemos en la actualidad.

Nuestro grupo de estudios fotográficos (GEF) Recomienda de que cada individuo acuda a las fuentes de información históricas, desde su libertad individual para adquirir conocimiento de la cultura de una época pasada y revalorar lo nuestro. Los invitamos a participar en el GEF.

Me defino como un fotógrafo aficionado con afán de perfección.