Actualidad

LA ECONOMÍA GIG Y SU CRECIMIENTO

Por: José Collantes

Se habla de la “economía gig” desde hace algunos años atrás y cada vez es más mencionada como una de las modalidades en el mundo del empleo que está cambiando el mundo. ¿Qué es la economía Gig? Se puede definir como el mercado de trabajo donde prevalece una relación laboral a corto plazo y un trabajo de forma independiente, a diferencia del tradicional trabajo donde existe permanencia y dependencia.

El término “Gig”,  proviene del tiempo en que los músicos de jazz se ganaban la vida tocando en alguna presentación, mecanismo que se fue extendiendo en todo el mundo artístico, es decir se obtiene dinero trabajando ocasionalmente como un “free lance”. El modo en el que un músico, escritor o actor, conseguía un trabajo o encargo para trabajar por periodos, es una dinámica que ha alcanzado muchas otras profesiones.

El auge de las compañías y aplicaciones por internet que permiten el contacto entre proveedores, sus trabajadores y sus clientes, ha ocasionado que millones en el mundo cambien su situación laboral. En teoría suena bien, estar sin empleo porque puedes ganarte la vida conduciendo un automóvil usando “Uber”, alquilar un departamento usando “Airbnb”, vender cosas a través de “OLX” o “Facebook”, y ofrecer tus servicios profesionales mediante la plataforma “Freelance”. Eres tu propio jefe, manejas tu tiempo y dependiendo de que tan bueno eres en el ejercicio de tu trabajo, puedes ganar una buena cantidad de dinero.

Sin embargo, la otra cara de la moneda, son profesionales sin seguro social, ni cuentas de ahorro, ni jubilación, no hay vacaciones pagadas y menos protección contra enfermedades. Algunos consideran que la economía global impulsada por la tecnología además de la independencia está causando la precariedad del empleo.

Este modelo está cobrando numerosos adeptos a nivel mundial y tienen actores bastante diferenciados porque uno, es quien realiza el servicio aportando conocimiento, herramientas y su tiempo para realizar la actividad, otro es el cliente quien recibe el servicio, y un tercero, es el intermediario quien interconecta a todos, ganando por supuesto dinero por implementar la plataforma que lo haga posible.

La tendencia mundial es que el nuevo sistema crezca cada vez más, se estima que casi un 27% de los trabajadores en Estados Unidos y Europa, estén formando parte de esta dinámica. La organización Upwork en Estados Unidos, detectó hace poco, que alrededor de 55 millones de personas trabajan de manera independiente. Las encuestas revelan que lo más valorado es la autonomía, el control propio que se tiene sobre el trabajo y la flexibilidad con la que cuentan.