Actualidad

HUELGA DOCENTE CONTINÚA Y PPK EXIGE RETORNO A CLASES

Por: Johan Ynga P.

Se produjo un enfrentamiento entre policías y manifestantes en los alrededores de la Plaza San Martín. El hecho ocurrió  cuando un grupo de docentes intentaba ingresar al lugar siendo impedidos por los efectivos del orden, quienes usaron sus varas y escudos para contener la marcha. En medio del conflicto, se detuvieron a dos profesores identificados Eder Hernán Ramos Cerna, de 38 años, y Diego Jimmy Asto Pariona, de 50 años, por agredir a un integrante de la PNP.

El viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas, se pronunció sobre el tema afirmando que la Procuradoría del Ministerio del Interior solicitará la aplicación de la Ley de Flagrancia a los docentes detenidos, lo que permitiría poder juzgarlos en un plazo de 72 horas y condenarlos hasta con 8 años de prisión efectiva siendo acusados de violencia y resistencia a la autoridad.

Durante la tarde, unos dos mil docentes se reunieron en el óvalo Gutiérrez para llegar hasta la avenida Santa Cruz en Miraflores, continuando con su movilización que terminó en nuevos enfrentamientos con los efectivos del orden. También quisieron recorrer la avenida Arequipa, pero fueron dispersados con gases lacrimógenos en varias oportunidades. Luego de dos horas, los huelguistas desistieron de su medida para reunirse en la Plaza Bolognesi.

El dirigente de los maestros en huelga, Pedro Castillo, hizo su aparición a las siete de la noche para acompañar la marcha evitando brindar declaraciones a la prensa en todo momento,  a tal punto que un grupo de profesores reaccionó de manera hostil hacia los periodistas que intentaban obtener alguna información al respecto. Debido a ello, los agentes del orden volvieron a lanzar gases lacrimógenos.

Por otro lado, en medio de una actividad oficial en el interior del país, el mandatario Pedro Pablo Kuckzynski, exhortó a los maestros huelguistas a poner fin a las manifestaciones y conflictos con los agentes de la PNP para retornar a las aulas lo más pronto posible. Sin embargo, estas palabras del presidente no fueron escuchadas por los grupos de profesores aún en huelga.