Actualidad

EXPEDICIONARIOS EN BUSCA DE LA CIUDAD INCA PAITITI

Por: Johan Peter Ynga P.

Un equipo de expedicionarios hallaron el pasado 9 de octubre los indicios de lo que sería una ciudad inca oculta entre toda la vegetación del Amazonas, esto sucedió  en la localidad de Sacramento, ubicada entre el valle Lacco – Yavero y el Santuario Nacional de Megantoni.

Los integrantes de la expedición son Javier Pazo Chipa, Benancio Encalada Paravecino, Belisario Álvarez Araníbar y Justo Puma Huamán, quienes hablaron con las autoridades de Cultura del lugar sobre el hallazgo que realizaron en las espesuras de la selva.

Javier Pazo Chipa, escuchó por palabras de su abuelo y padre la antigua leyenda de la existencia de una ciudad inca oculta llena de oro llamada Paititi. Según los cronistas, fue en este lugar donde los incas escondieron todo el oro que poseían para evitar que Pizarro y sus acompañantes lo encontraran. Desde aquel día, Chipa se obsesionó con la búsqueda y hallazgo de dicha ciudad siendo este sueño compartido por sus compañeros de expedición. Ellos gastaron tiempo y dinero en dicho proyecto tardando 7 años en hallar vestigios de esta ciudad de leyenda.

Los cuatros viajeros llegaron ayer al Cusco para contar detalles sobre el hallazgo que realizaron del sitio arqueológico en plena selva virgen. Chipa, indicó que si encontraron el lugar fue por la exploración que hicieron y no por suerte como se ha estado informando. Durante los años que estuvieron investigando, no contaron con el apoyo ni aprobación de la Dirección de Cultura o el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas. Uno de los expedicionarios, Benancio Encalada, afirma que aún no han podido comprobar si es la ciudad de Paititi o no, pero lo más probable es que se trate de la entrada al lugar.

Para llegar al sitio arqueológico se requieren cuatro días de recorrido en medio de la selva. Sólo pueden ingresar aquellos que conocen la zona, de lo contrario, quedarían atrapados por la vegetación y sin posibilidad de regreso. Javier y sus amigos exploraron la ciudad hecha de piedra durante dos días, luego regresaron para informar del hallazgo a las autoridades. Solicitan que la Dirección de Cultura inicie labores de puesta en valor y cuidado del sitio para evitar que sea huaqueado, por ello, una expedición del Sernanp partió a la zona para averiguar si es un lugar nuevo o ya catalogado.

La leyenda del Paititi,  surgió después de la muerte de Atahualpa en 1532. Los cronistas señalan que el Imperio estaba dividido por la guerra civil entre Huáscar y su medio hermano. Los españoles secuestraron a Atahualpa y éste ofreció a cambio de su liberación un cuarto lleno de oro, por ello, empezaron a enviarlo en grandes cantidades. Sin embargo, un sector de la nobleza decidió esconder sus tesoros en una ciudad secreta en la selva del Cusco: Paititi. Otras versiones indican que puede estar en Bolivia, Paraguay o Brasil. Pero nadie puede afirmar si realmente existe dicha ciudad.