Actualidad

EMPRESAS PÚBLICAS Y CIUDADANÍA PUEDEN APOYAR LA ECONOMÍA

Roque Benavides, Presidente de CONFIEP, dice que el 70% de trabajadores peruanos es informal, y que tiene que ser mucho mas fácil el acceso al empleo, esto es facilitar el ingreso a la formalidad.

Pero se da el caso que las instituciones no observan la simplificación administrativa, un ejemplo: las empresas eléctricas, sabemos de un caso que le solicitaron la instalación de un medidor de luz, -para no robarla- y sabe cuántos documentos le pidieron, ocho, entre planos del local firmados por un ingeniero, declaración jurada del local firmada por el dueño, etc. etc. igual le pidieron a una Sra. que solo tiene dos cuartos y son alquilados.

Igualmente las municipalidades, sus trámites son muy costosos  para la formalización de las pequeñas empresas, estos impedimentos las obliga a trabajar a puertas cerradas, pero cuando llegan los supervisores municipales, no solo los amenazan, sino que le quitan  lo que encuentren a la mano y les “dicen que lo llevan al depósito”.

Tanto el Ministerio de Trabajo, como las instituciones implicadas, deberían supervisar estos abusos  para conseguir que la formalidad de la empresas permitan destrabar las inversiones, y que nuestra economía salga de su estancamiento.