Nacional

EL TERRORISMO EN DEUDA CON EL PAÍS POR REPARACIONES CIVILES

Katyusca Torres Aybar R.

Indignante. El terrorismo le debe al país más de s/5 mil millones por reparaciones civiles, cantidad que ha ido en aumento en los últimos cinco años, en el 2012 la deuda era de s/ 3.870 millones, el incremento se debe a condenas recientes, según el representante del Consejo Luis Yshi Meza.

El total de terroristas procesados es de 930, de los cuales solo veintinueve han pagado su deuda en efectivo o mediante embargos de terrenos o enseres. En la actualidad el monto exacto de la deuda es de s/ 5.267 millones, de los cuales solo han pagado s/744.225, según el Consejo de Defensa Jurídica del Estado.

Sendero Luminoso, grupo subversivo liderado por Abimael Guzmán, es el mayor deudor del Estado con s/ 3. 7 millones en comparación al MRTA, cuya deuda es de S/ 50 millones de reparación solidaria por delito de terrorismo.

Son once las cabecillas de Sendero que figuran en la lista de morosos, entre ellos está María Pantoja, Osmán Morote, Martha Huatay, quien saldrá libre el 16 de octubre y tiene embargado un inmueble valorizado en un millón de soles, para garantizar el pago de la reparación.

Por otro lado, hay senderistas que están próximos a salir de prisión y no han pagado ni un sol de su reparación, como Maritza Garrido Lecca que el próximo lunes saldrá libre con una deuda de s/ 60 mil, de los cuales no se registra algún pago en efectivo ni un solo bien para embargar, debido que no tiene ninguno a su nombre, según las declaraciones del procurador antiterrorismo Milko Ruiz.

En algunos casos se ha podido cobrar parte del dinero con embargos de inmuebles, como forma de garantizar el futuro de pago de una reparación, como el senderista de Carlos Incháustegui, a quien se embargó por s/ 1.000  en enseres, sin embargo, su aún sigue debiendo s/. 8.000.

En la actualidad no hay cárcel por deuda, sin embargo, se prepara una propuesta de ley para declarar la imprescriptibilidad de la reparación civil por delitos de terrismo, ya que muchos presos por este delito transfieren bienes para evitar embargos como pago de sus reparaciones,  lo cual si está penado hasta con 6 años de cárcel en el Código Penal bajo la figura de “insolvencia provocada”.

Se espera una pronta sanción a estos traidores de la patria que además de haber causado daños irreversibles en la historia del país tienen deudas económicas que pueden ser recuperables, sin embargo, las vidas de miles de peruanos jamás serán recuperadas, quedarán en el recuerdo de las familias y la población que vivió esta época de terror.