Locales

EL RIESGO POR UNA COMODIDAD

Por Evelyn Fernández R.

El pan de cada día en Lima son los asaltos. Al abordar un taxi se corre el riesgo de ser víctima de la delincuencia y hasta de un secuestro, los peruanos para evitar viajar parados y aplastados en un transporte público optan por la comodidad y tal vez la rapidez de un taxi pero no se imaginan que no solo arriesgan sus bolsillos sino también sus vidas.

Las empresas Uber y Taxi Beat, conocidas como “taxis seguros” recibieron denuncias de sus pasajeros el caso más sonado fue el de Laura Arguedas, quien termino casi desfigurada con 40 puntos en el rostro tras solicitar un taxi mediante la aplicación “taxi Beat”, este conductor tenia denuncias por robo y hasta acoso a menores de edad.