Ciencia y tecnología

EL FUTURO LLEGÓ CON LOS CHIPS EN EL CEREBRO

Por Lorena Rojas Ruiz.

En los 80’ veíamos películas como Johnny Mnemonic o leíamos libros como Neuromante. ¿Alguna vez imaginaron hacer realidad esta ficción de tener un chip en el cerebro de memoria que te permitiera implantar recuerdos?. Hace una década un equipo de científicos de la Universidad de Carolina del Sur y la Universidad Wake Forest realizaron las primeras pruebas de implantes de chips en los cerebros de las ratas en un laborario.

Hoy, la empresa empeñada en construir chips que se puedan implantar en ser humano es la compañía Kernel, al inicio el objetivo de estos aparatos era aumentar la inteligencia de las personas, mejorar la memoria, entre otras funciones netamente cognitivas. Sin embargo, ahora estos chips en el cerebro también están siendo diseñados para controlar ciertas enfermedades como la epilepsia, parkinson e incluso la depresión que es una de las enfermedades de este siglo. Existen personas con parálisis que gracias a estos chips implantados en el cerebro han recuperado la movilidad.

Para instalarlos se requiere de una cirugía en donde se coloca el dispositivo en el cerebro y permite que los científicos puedan “hablarle” por medio de pequeños estímulos eléctricos.

Estos chips no sólo pueden mover un brazo robótico sino también percibir lo que tocan. Incluso algunos expertos dicen que se podrán subir bloques de información al cerebro como lo hacemos con las computadoras.

Definitivamente es uno de los mejores estudios que se están realizando estos últimos años, ya que según las investigaciones realizadas podría aumentar la memoria de corto plazo a memoria de largo plazo, es decir, podríamos recordar eventos que ocurrieron en nuestra infancia con totalidad facilidad.

Se quiere lograr con este sistema tecnológico tener un enlace neuronal es decir en vez de escribir en una computadora, solo basta con pensar lo que queremos y eso bastaría para editar toda la información requerida.

¿Se podrá controlar en un futuro las adicciones con estos chips implantados en el sistema nervioso?,  una empresa médica de EEUU construyó un dispositivo tecnológico (chip) para evitar recaídas en pacientes alcohólicos. Se encuentra en periodo de prueba con resultados positivos, pero abrió un debate ético acerca de su uso. Es bueno recalcar que antes de ser implantados estos dispositivos en el cerebro humano se hacen estudios con distintos animales como ratas y/o monos para observar ciertas reacciones según los objetivos.