Dr. José Esquerra La Torre

CAPACIDAD REFLEXIVA CIUDADANA “CONVERSEMOS DE CORRUPCIÓN”

Dr. José Esquerra La Torre

La corrupción ha sido un tema que debió tratarse con más profundidad por los partidos políticos, salvo la agrupación de Keyko Fujimori que propone fortalecer y brindarle independencia a las contralorías para sus funciones,( ha nombrado a una de las personas emblemáticas contra la corrupción Dra. Yeny Vilcatoma) porque de su control efectivo depende el restablecimiento de los vínculos de confianza de la ciudadanía con la política.

Digamos la corrupción no solo está instalada en el poder político, sino también en sectores sociales e instituciones.

Les mencionaré un párrafo de un gran libro escrito hace más de 2 siglos atrás, El federalista, Alexander Hamilton, James Madison y. John Jay (se los recomiendo hay un PDF internet), Madison escribió en El Federalista que la moral ciudadana y la calidad de las instituciones al servicio de la ciudadanía son los frenos aconsejables para combatir este flagelo. “El fin de toda constitución política -decía- es, o debería ser, conseguir primeramente como gobernantes a los hombres que posean mayor sabiduría para discernir y más virtud para procurar el bien público, y, en segundo lugar, tomar las precauciones más eficaces para mantener esa virtud mientras dure su misión oficial”.

Es la idea que debe traducirse en práctica activa, se trata de la vigilancia recíproca entre poderes separados que cuente con un aliado importantes que es la opinión pública y la libertad de dar a conocer a través de los medios escritos, TV, radiales, internet lo que se piensa sin censura previa ni acoso del gobierno en funciones.

En nuestro País en las elecciones democráticas, los cambios de poder al término de sus mandatos siempre hay acusaciones de corrupción, y esto con lleva atrasos y estancamientos en el progreso y que dificulta alcanzar las metasd que otros gobiernos de otros países supieron conseguir.

Recuerdo algunas preguntas que se formularon en diversos fórum económicos y liderazgos sociales en el 2015 y que la voy a retomar.

¿Por qué le cuesta tanto a América Latina hacer del crecimiento económico un proceso estable y duradero en el tiempo, que se transforme en cambios reales para la sociedad y no solo en sueños esbozados en discursos?

La respuestas ellos mismos la brindaban, es por la corrupción, y el poco interés por invertir en educación y nos hacían recordar que las verdaderas columnas de la sociedad son sus nuevas generaciones con una la lucidez pensante y critica, libertad de medios de expresión, fortalecimiento de sus instituciones de control.

La corrupción es un fenómeno moral antes que económico y está estrechamente vinculada a la inseguridad ciudadana.

Si nuestros presidentes no pueden explicar cómo su patrimonio creció en forma superlativa durante su mandato, están haciendo algo mucho peor que obtener beneficios de su cargos, están dañando al País moralmente, está dando un mensaje a las nuevas generaciones, sobre que esa actitud es normal en el progreso económico de un político.

Lo mismo ocurre con funcionarios de menor rango que se quedan con parte de los fondos destinados a determinadas obras o servicios públicos o en el poder Judicial jueces que manipulan leyes a favor de delincuentes. Esa corrupción de mandatarios y funcionarios es siempre criminal y contribuyen a fortalecer la inseguridad ciudadana.

Todo ese dinero que no está en donde naturalmente debería estar y se encuentra en cuentas y bolsillos indebidos, toda esa transgresión impune de leyes y deberes es más que una travesura, es más que la viveza de un delincuente, es un gran daño al País y esto se puede traducir en muertes en hospitales por falta de atención porque no reciben los medios económicos necesarios para el equipamiento que les permita cumplir su función, muertes en carreteras, verdaderas rutas asesinas, que no reciben ni mantenimiento ni mejoramiento ni extensión, ni señalizaciones. Son muertes porque asesinos y ladrones adormecen con dinero a malos policías y jueces que dejan a las víctimas (ciudadanos de a pie) librados a su suerte en medio de una inseguridad ciudadana.

Este tipo de situaciones, la confianza queda erosionada y la frase que trepa en lo más alto de nuestra percepción cotidiana es que “los políticos son todos iguales”.

Hay que persistir como sociedad en una conducta moral. Nuestros jóvenes a través de sus colectivos están optando por alzar sus voces con un susurro de moralidad y quieren demostrarnos que vivir con valores no es una experiencia inalcanzable.

La moral no es un acto netamente religioso ni cumple el rol protagónico de sermones religiosos. las acciones como ciudadanos se van tejiendo como una estructura en red y nos liga a la sociedad en la que vivimos , comienzan a aclararse el túnel, en estos momentos que escribo este artículo recibo el mensaje, que la presidenta de Brasil le van a realizar un juicio por mal uso de fondos públicos y posible destitución del cargo, también está siendo investigada la ex presidenta de Argentina, así mismo sucederá en Venezuela y la lógica lo dice se investigará en el Perú todos los actos de corrupción de este gobierno que tengan indicios de acciones que atenten con la buena administración de justicia, esto es una buena señal para las nuevas generaciones.

Permítame mencionar un tema sobre el sistema educativo actual.

Quiero empezar recordando la frase “el mundo es ancho y redondo” frase que se cae con la cuarta revolución industrial tecnológica en la cual acuña una nueva frase, el mundo no solo es “plano”, es decir, nivelado por la globalización, sino que ahora también es “veloz”. En otras palabras, cuando los cambios en el mercado, el clima, y la tecnología se producen de manera tan vertiginosa, las oportunidades y las tensiones abundan sobre todo con el medio ambiente.

Pregunto señores candidatos a la presidencia del Perú si el mundo cambia rápidamente ¿cómo podemos prepararnos para ello? Más específicamente, ¿cómo pueden nuestros sistemas educativos preparar a los jóvenes para incluirlos en los desafíos de esta revolución tecnológica del mañana?

El desempleo juvenil sigue aumentando en nuestro País y los graduados a menudo carecen de las habilidades necesarias para competir en el mercado laboral. La inversión es vital y necesaria en la educación del País, sin olvidarnos de los filtros de calidad educativa.

Thomas Friedman nos conceptualiza la educación en tres campos:

Educación para el aprendizaje permanente.

Educación para la inserción laboral

Educación para el cambio que promuevan la creatividad y la innovación como valores de superación.

Agradezco su atención.

Dr. José Esquerra la Torre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *